Buscar
  • La Post-A Studio

3 puntos claves a tomar en cuenta para nuestra comunicación visual


Vivimos en un entorno hiperconectado, donde constantemente estamos recibiendo diferente tipo de información, saltamos de ventana a ventana haciendo varias tareas al mismo tiempo o consumiendo distinto tipo de contenido. Esto supone un gran desafío para los comunicadores, pues nos vemos obligados a desarrollar nuevas tácticas para que nuestras piezas visuales capten la atención de nuestro público objetivo.


1.- Conozca al público al que se dirige

Conocer al público al que nos dirigimos no es sólo saber el rango de edad o algunas características básicas; es conocer el contenido que suele consumir (qué temas busca con más frecuencia), ¿dónde lo suele consumir? (plataformas, blogs, webs, redes sociales, etc), ¿qué dispositivos usa con más frecuencia? (teléfono, tablet, computadora) y ¿qué formato consume más? (video, audio, blog). Conocer a nuestra audiencia y su forma de consumo nos permitirá definir nuestra estrategia visual para la creación de contenido.


2. Cantidad de información brindada

Nuestro objetivo principal es siempre brindarle a nuestro público la mayor información posible sobre el tema que estamos tratando de tal manera que pueda conocer nuestro producto, marca o empresa, y el mensaje específico que queremos transmitirle. Pero debemos tener cuidado de no cansar o abrumar con demasiada o muy compleja información, esto puede generar desinterés en el espectador; sobre todo en estos tiempos de multi ventanas.

El formato en que presentemos nuestro contenido definirá la extensión de información que entregaremos, pero indistintamente del formato siempre debemos buscar que el contenido sea: fácil de ver, de leer, de comprender y de compartir.

3.- Identidad visual definida y clara.

La estética que vayamos a usar para nuestra pieza audiovisual es de gran importancia para la experiencia de la audiencia, la interpretación del mensaje y la identificación y reconocimiento de la marca, producto o empresa.

Recuerda siempre que todos los elementos gráficos componen nuestra identidad y deben ser claros y concretos, permitiendo que el público lo perciba como algo sólido e integrado. Por lo tanto toma en cuenta que:


  • La tipografía debe ser legible.

  • Los datos deben visualizarse de manera clara, por lo que pueden usarse gráficos comparativos, gráficos de barras, íconos etc.

  • La cantidad de elementos y su disposición deben ayudarte a seguir el orden en el que debes entender la información. Se pueden usar flechas, degradados de color, etc.

  • Debemos hacer un balance entre lo estético y lo productivo, para no abusar de la cantidad de elementos gráficos en nuestra pieza. Una buena manera de saber si un elemento es innecesario es preguntarnos si al quitar este, nuestro público aún podría seguir entendiendo el mensaje. Si la respuesta es sí, es mejor no incluirlo. Demasiados elementos pueden terminar por confundir a tu público.


Sin duda existen otros puntos claves que debemos considerar cuando creamos contenido visual; pero conociendo bien a tu audiencia, las plataformas donde presentarás tu contenido y definiendo una estética clara y atractiva podrás encaminar tu comunicación hacia los objetivos que tengas planteados.


  • YouTube - círculo blanco
  • Facebook - White Circle
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Instagram - White Circle

© La Post-A Studio 2020